Hoy os traigo una de reciclaje, la vida de ésta tabla de corte llega a su fín como tal, pero le daremos vida en nuestra cocina para colgar los paños.

Para ésta manualidad vamos a utilizar una tabla de madera (cualquier otra tablita os puede valer), lija, gel medium para transferencia, una fotocopia laxer con el dibujo a transferir, pincel, y barniz.

Vamos a comenzar lijando y limpiando bien la madera para dejarla bien limpia de impurezas y lisita.

seguidamente buscaremos un dibujo que nos guste acorde con nuestra cocina y lo imprimimos en impresora laser, importante ya que si no es laser la tinta se emborronará. si lleva texto imprimirlo en espejo, yo como no voy a poner el que lleva el dibujo pues está impreso normal.

Ahora vamos a dar una capa generosa de gel medium por la parte de la madera donde va nuestro dibujo, podemos ayudarnos con una tarjeta para ir presionando con cuidado de que el gel no pringue la parte de arriba del folio, poco a poco y limpiando el excedente de gel hasta que quede bien pegado por todos lados.
dejamos secar toda la noche.

Una vez seco, tenemos que ir humedeciendo el papel y con mucho cuidado vamos frotando en circulos para ir sacando el papel, al principio sale bastante fácil.

Tenemos que tener especial cuidado para sacar los últimos restos de celulosa para no llevarnos la tinta con ella.
Aunque quede un poquito blanquecino no pasa nada, ya que al darle la última mano de barniz quedará limpio y no se notará.

Finalmente con pintura acrílica pintamos alrededor del dibujo, con la pintura un poco aguada intentaremos difuminar los bordes, en caso de habernos llevado tinta al frotar con la pintura podemos disimularlo también.
Le damos una mano de barniz para proteger y una vez seco le ponemos los ganchitos para colgar los trapos.

También podemos ponerle cualquier adorno que se nos ocurra, yo le he puesto un lazo en la esquina, podríamos forrar el mango con cuerda...cualquier idea es buena.

Ya simplemente nos queda buscarle sitio en nuestra cocina para que luzca como se merece. :)